Vestido Niña Punto Rocío

SKU: Vestido Niña Punto.

Vestido Niña Punto Rocío

44,90

¿Por qué te va a encantar?
  • Por su comodidad, tú eliges la altura de los tirantes
  • Por que está hecho 100% a mano por todos sus costados
  • Por su estilazo, le puedes dar un rollo más casual con cazadora vaquera y alpargatas o más elegante con unas sabrinitas o sandalias brilli brilli.
  • Ya sabes que nuestra confección es toda con costura francesa, adiós a incómodos hilos o descosidos, hello calidad!
Limpiar

Vestido con cuerpo de punto de tirantes anudados en dos lazos,

Hecho a mano

Es un vestido modificable y muy versátil. El cuerpo hecho también a mano en punto 100% algodón de la marca Katia.

Esta monería de  vestido se abrocha en la parte de atrás con 3 botones finísimos en color blanco perla

La tela 100% algodón es de florecitas blancas sobre un fondo verde agua muy clarito.

Un vestido con historia:

Este vestido honra el recuerdo, a las abuelas, a las tardes de verano con primas. A lo artesanal, a lo hecho a mano con mucho amor en cada puntada. El vestido
nos muestra la cultura, la riqueza y el grado de desarrollo de las civilizaciones y nos da una visión de los condicionamientos geográficos, económicos y culturales de los pueblos. La historia de este en concreto se remonta al Madrid de la postguerra, a unas hermanas mayores que hacían punto, a unas cortinas y
a un paseo por el Retiro en primavera con una niña que se había hecho mayor durante la guerra en casa. El legado se lo pasa a su hija, a sus nietas y hoy bisnieta.

 

Talla

18 meses, 2 años, 4 años, 6 años

Vestido Niña de punto Rocío

Perfecta combinación de tela y punto todo 100% algodón.

La tendencia del knitting también ha llegado a Lolalikes, las prendas de punto y hechas a manos son algo que nos vuelve locas y nos encanta que haya vuelto para quedarse.

Hilo 100% de algodón delicada y finamente tejido, hecho a mano en su totalidad. ya hace algunas temporadas que el knitwear es tendencia y por supuesto nosotras no queríamos perder la oportunidad.  Es un vestido que nos tele transporta en un chasquido directamente a nuestra niñez. ¿Por qué no recuperarlo y renovarlo para nuestras pequeñas princesitas?